14.5.15

¡Queda un día para la Boda!

¡Hola chicas!

Después de un parón, de casarme y de venir de la Luna de Miel, vengo a contaros qué es lo que hice el día de antes de la Boda y daros algunos consejos, ¡que a mi me fueron muy bien!

Así que vamos al lío...

El viernes previo al Gran Día, me levanté súper emocionada, muy feliz, era un día para dedicarlo a mí y solo a mí...

Nada más ducharme me fui al centro de estética, me tocaba un tratamiento de luminosidad que me dejó la cara llena de luz. ¡Radiante para el día B!

Al rato de terminar, me recogió mi madre y nos fuimos a por el vestido de novia...
Ahí ya sí que me entraron los nervios, llegué a Pronovias y allí bajaba la dependienta con él... se me saltaban las lágrimas...
Era mi vestido y me quedaban sólo 24 horas para llegar al altar con él...
Fue genial, me regalaron el batín y unas manoletinas blancas plegables, todo para que me lo pusiera mientras me maquillaban.

Me hice mil fotos allí con mi madre, estaba tan feliz... ¡fue un momento genial!




Tras salir compramos unos sandwiches en Rodilla para comer el día de la Boda, así no tendríamos que estar preparando nada y los fotógrafos y el peluquero también podrían comer.

Llegué a Torrejón, me di la última sesión de rayos y ¡¡¡ya estaba lista!!!

Por la tarde me tocó trabajar en la deco de la boda... ya os contaré pero han surgido imprevistos de última hora con gente poco profesional que hizo que hasta última hora estuviera dando caña a todo esto...

Y nada, por último, me fui a cenar con Alber y nuestras hermanas y ¡nos separamos! Él donde sus padres y yo donde los míos. A disfrutar de la habitación que mis padres me habían preparado, decorada sólo para una novia. ¡Una sorpresa BRUTAL!




No os imagináis lo que sentí al entrar allí, ver mi vestido...
Fue genial dormir allí esa noche, pensar sólo en la felicidad que tenía, ¡nada más! Dormí genial y ¡¡¡no estuve nada nerviosa!!!

Y así transcurrió el día previo a la Boda...

Quiero daros un consejo... disfrutar ese día y no estéis nerviosas. No vais a arreglar el mundo el día de antes, por lo que si algo no da tiempo, ¡¡¡no pasa nada!!! 

Os aconsejo que no durmáis con vuestro amado esa noche, ¡así el reencuentro en el altar será más emocionante!

¡¡¡Espero que os haya gustado Planeras!!!

Os mando muchos besos y ¡¡¡millones de gracias por seguir nuestra boda como lo hicisteis!!!

¡Besos!







Aixxxx, el momento de recoger el vestido es tan... ¡inexplicable! Yo sí que dormí con Cristian la noche antes, pero también estuvimos hasta tarde con los amigos tomando unas copas y riéndonos mucho. Lo importante es estar relajadísima y disfrutar al máximo de cada momento :) Por cierto, tu habitación de novia ¡me enamora!




Jajajaja!! La verdad que nunca había visto una habitación preparada para una novia, tus padres son geniales!!! En nuestro caso tampoco dormiremos juntos, ni en casa de nuestros padres, porque nos vamos de finde!! Que nervios!! Yo la noche antes dormiré con mi hermana y me hace muchísima ilusión compartir con ella mi última noche de soltera!!







¡Que guay leer los consejitos del día de antes! Que ganas de que llegue ese día. El momento de recoger el vestido tiene que ser impresionante. Nosotros también seguramente dormiremos por separado, así estaremos ansiosos por vernos en el altar.








Genial la idea que tuvieron tus padres con la habitación de novia, la verdad es que quedó chulísimo. Yo dormiré con mi amor el día de antes en nuestra finca, espero que los nervios me dejen dormir!!! Me muero de ganas de ir a recoger mi vestido :)







Leo tu entrada de hoy y se me pone la carne de gallina... Creo que cuando se toma conciencia de verdad de que ya llega es cuando se recoge el vestido. Nosotros la noche anterior vamos a celebrar una pequeña fiesta con amigos y después cada uno a dormir a su casa del pueblo. 










 - Alba está desaparecida. Si la veis, llamad al +003965485471224 -


- Yamila está a unos días de su boda. ¡Queremos un vídeo de sus preparativos en el canal de Youtube! -

No hay comentarios:

Publicar un comentario